28/05/2018
Publicado por Jorge Frutos N

Este pasado Sábado 26 y Domingo 27 de Mayo tuvimos una gran aventura en la etapa No. 15 y 16 del Camino de Costa Rica en donde iniciamos nuestra aventura en la entrada del pueblo de Nápoles en San Marcos de Tarrazú y caminamos por 19 kilómetros hasta llegar al pueblo de Naranjillo, no sin antes pasar al almorzar al restaurante Rancho Turístico Buena Vista en donde nos esperaban con una deliciosa Olla de Carne.

Posterior al almuerzo caminamos por alrededor de 1 km por un hermoso sendero dentro de la finca, hasta salir cerca del cruce que nos llevaría hasta el pueblo de Naranjillo y después de bajar por casi 500 mts pudimos observar unas hermosas vistas del pueblo y del Río Naranjillo, en donde los banco de nubes se escondían dentro de la montañas causando una vista impresionante, que nos dejó a todos con la boca abierta

Al llegar al pueblo, ya el campamento estaba armado, nos dimos un merecido baño y nos estaban esperando con un cafesito, aguadulce, tamal asado y pan casero.

Para la cena nos prepararon comida 100% casera: arroz, frijoles, ensalada, chicharrones y arroz con leche que todos nos chupamos los dedos, todo cocinado a la leña y con un gran amor, por que estaba la comida estaba  deliciosa y no dejamos nada.

Después de la deliciosa cena, poco a poco los caminantes fueron vencidos por el cansancio y el sueño, tras casi 19 kilómetros de caminata y a eso de las 9:00 pm, todos dormíamos y algunos roncaban.  

El domingo el despertador sonó a las 4:30 am, donde al salir de nuestras tiendas de campaña, nos levantó un bello amanecer con unas montañas cubiertas de nubes y las señoras de la cocina ya nos preparaban el desayuno,  el cual era gallo pinto con huevo y café chorreado y a las 6:15 am iniciamos nuestra larga caminata de aproximadamente 22 km con una duración de 7 horas, hacia el pueblo de Londres de Quepos en donde el trayecto nos esperaban hermosas vistas de Quepos, Manuel Antonio y del imponente río Naranjo.

Nos acompañó un hermoso grupo conformado por 11 caminantes muy llenos de solidaridad, sonrisas, motivación,  el cual vivió una gran experiencia de turismo rural, compartiendo con la hermosas familia de Naranjillo y con don Gerardo y Narciso del Rancho Turistico Buena Vista.

 

Definitivamente el camino de Costa Rica se conocer mejor con «Ticos A Pata«   

Deja un comentario

Volver arriba
Contáctenos en WhatsApp
X